Enllaç patrocinat

"Los mayores hemos pasado cosas peores"

Tot aquells temes que afectin a la gent gran però no es puguin incloure en els apartats anteriors. / Todo aquello que afecte a los Mayores pero que no se pueda incluir en los apartados anteriores

"Los mayores hemos pasado cosas peores"

EntradaAutor: fatec » dv. ago. 01, 2008 11:24 am

http://www.lavanguardia.es/
---------------------------------
"Hemos pasado cosas peores"
NÚRIA ESCUR - Barcelona - 31/07/2008

El paro, hipotecas impagadas o deudas desencadenan más casos de malos tratos a los ancianos

Están las personas de mayor edad más o menos preparadas que el resto de los ciudadanos para afrontar crisis futuras? Un total de 333.310 personas en Catalunya tienen más de 80 años y una cuarentena ha pasado de los 106. Todas han sido testimonio de varias crisis nacionales y aprendieron a sortear baches económicos.

La mayoría coincide en que vivir una guerra civil y una posguerra "inmuniza". "También es cierto que, con poco, tenemos bastante. A medida que te haces mayor, consumes menos, comes menos, gastas menos. A lo mejor un yogur te sirve de cena", explica Luis Durán, tendero jubilado de la calle Provença de Barcelona. Desde su ventana mira la calle y admite, socarrón, "aunque luego somos los primeros en correr al súper a comprar kilos de arroz ¡por si acaso! Nos ha quedado ese vicio".

- ¿Qué teme más?

- El que ha tenido delante una cartilla de racionamiento - dice Luis- no quiere volver a pasar por eso.

En soledad, es doble. A muchos, más que la crisis, les preocupa el abandono. Es decir, no les hace sufrir tanto que pudieran padecer escasez como la posibilidad de afrontarla en soledad. "Nosotros ya hemos vivido muchos años. Lo que venga será un regalo, una prórroga en el partido. Siempre que estés acompañado…", explica Joaquim, de 85 años, casado con Roser, de la misma edad, mientras ambos miran la Sagrada Família sentados en un banco. Ahí pasan un ratito antes de acercarse al mercado o, como gran lujo, tomarse una horchatita en la avenida Gaudí. "Quienes no deben sufrir son los que viven en residencias - dice Roser, casi para ella-. No les faltará el plato en la mesa".

La experiencia da perspectiva. "La gente que lo va a pasar peor, los que están más asustados, son esos que se creyeron lo del Estado del bienestar y han vivido acorde con el derroche", argumenta la escritora Teresa Pàmies (Balaguer, 1919). "A los de mi generación, que vivieron la guerra y posguerra, siempre les oirás decir eso de ´bueno, nosotros hemos pasado cosas peores´. Y lo podemos contar".

Teresa, triste en este primer verano sin su esposo, reconoce que ya ha notado la crisis. Que en el mercado del Ninot barcelonés, adonde acude desde hace 38 años, las vendedoras cuentan que la gente compra menos. "Yo la crisis ya la noto, no tengo que esperar a que me lo digan con eufemismos. Recomiendo a la gente mayor que no espere que lo resuelva el Gobierno, porque cuando deciden anunciar la próxima crisis tú ya llevas meses gestionándola. Yo ya he descubierto los puestos de despojos y casquería y, en lugar de un filete, lo bueno que puede resultar un cap i pota".

La peor crisis que recuerda fue el retorno del exilio. Llegó con sus dos hijos y ni tenía para pagarles el comedor escolar. "Me vi obligada a imponer normas de austeridad en casa. Pasé de un país, Francia, donde la escuela era pública y gratuita, a un país donde tenía que buscar trabajo y pagar el alquiler de un piso".

En tiempos de crisis, asegura Pàmies, es cuando más se desarrolla el concepto de solidaridad. "En mi caso esa ayuda que surge sin esperarla me llegó de Carme Serrallonga, desde la escuela Isabel de Villena; así pude escolarizar a mis hijos". Pasar por épocas de escasez, añade, ayuda a verlo todo en perspectiva.

¿Y si el peligro está en casa? La crisis vuelve al anciano más vulnerable. En casa, puede pasar de ser sujeto pasivo a objeto de abuso. A veces, los familiares se atreven a aprovecharse de sus ingresos. El paro, las hipotecas impagadas, las deudas acumuladas... son señaladas como desencadenantes de malos tratos a mayores, según estudios de la Generalitat de los dos últimos años.

La casuística es variada: movimientos extraños en la cuenta corriente del abuelo, firmas falsificadas, modificaciones de testamentos, situaciones vejatorias que no se dan en momentos de bonanza económica. "Alguna vez he pensado en eso - suspira Luis-, pero se llevarían un chasco, porque mi paga es mísera...".

En casos más graves se ha buscado la incapacitación del anciano o su tutela para hacerse con sus ahorros económicos. Por eso se lanzó, el pasado mes de abril, un especial llamamiento a colectivos como trabajadores de entidades bancarias e instituciones, para que denunciaran cualquier irregularidad. La Red Internacional para la Prevención de Maltrato en Personas Mayores (Inpea) estima en un 5% las situaciones de maltrato doméstico y en un 10% en instituciones. "En ese sentido hay una ventaja: ¡si no tienes nada, no te pueden quitar nada!", bromea Joaquim. Sabe que tener ahorros es considerado como factor de riesgo en tiempos de crisis.
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 4574
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Torna a: Gent Gran en general

Qui està connectat

Usuaris navegant en aquest fòrum: Bing [Bot] i 1 visitant

cron

gentgran.org és una producció de Fatec, Federació d'Associacions de Gent Gran de Catalunya
Contacte: Correu electrònic fatec@gentgran.org - Telèfon 932.150.233 (laborables de 9 a 15 hores)