Pàgina 1 de 1

Combatir la soledad de los más mayores

EntradaPublicat: dv. juny 30, 2006 1:16 pm
Autor: fatec
Febrer de 2006 - Cristina Carulla - La Vanguardia
---------------------------------------------------------
Combatir la soledad de los más mayores

Ser el más veterano puede no ser un valor en alza, pero la situación se agrava si además se está en una gran ciudad, solo, en precariedad y sin recursos. Para evitar que los mayores de 65 años se sientan excluidos, Amics de la Gent Gran, les ofrece ayuda emocional, amistad o simplemente compañía. Fundada hace 19 años, como filial de una organización internacional nacida en 1946 y reconocida por la ONU, esta asociación ya cuenta con tres sedes en Catalunya (Barcelona, Vilanova i la Geltrú y Cambrils)

Se calcula que tan sólo en la ciudad de Barcelona hay más de 75.000 personas mayores que viven solas. Amics de la Gent Gran asiste a ancianos de 80 años o más y cuenta con unos 350 voluntarios de perfiles muy dispares. La más joven es una estudiante de 17 años y el mayor se prejubiló a los 60. No hay remuneración pero de la gente mayor "reciben mucho más" de lo que ellos dan, comenta Mónica Palasí, miembro de la asociación. El número de afiliados varía según la temporada. En verano se inscribe más gente joven que "aprovecha agosto para hacer vacaciones como voluntario".

Pese a que la entidad ofrece diferentes servicios, su principal tarea es acompañar a los mayores a sus domicilios. Ir a la consulta del médico o a recoger una receta puede suponer un mero trámite para unos pero un gran desgaste para otros. El voluntario asiste siempre a la misma persona - para así estrechar los lazos afectivos- una vez por semana durante unas tres horas. En su domicilio, todo gesto es bienvenido: hablar, leerle una noticia o hacerle olvidar que ya no puede bajar los cuatro pisos que le separan de su mercado. Se trata de reforzarles su autoestima, tal y como reza el manifiesto de la entidad, les ayudan a "redescubrir su potencial".

Desde la asociación se intentan evitar las colaboraciones esporádicas ya que procuran que "el compromiso adquirido sea para siempre", hasta el día de su muerte, asegura Palasí. De hecho, calcula que hay voluntarios "con más de diez años al lado del mismo anciano". Pero también hay otros tipos de colaboraciones, desde ofrecerles productos que necesitan a servicios de todo tipo.