El sistema nórdico en el que caben más dependientes

Un informe encargado por el Instituto de Estudios Fiscales plantea un modelo de asistencia a los mayores similar al sueco que elevaría el número de usuarios atendidos.

Si España fuera Suecia, las personas mayores de 65 años acreedoras de una ayuda de dependencia serían 1,6 millones, según datos de 2016. Aumentaría, por tanto, el número de usuarios con derechos, actualmente castigados por unas evaluaciones cicateras que dejan fuera a muchos solicitantes, un baremo que se endureció con la crisis. Los cuidados de la familia serían muy residuales porque se garantizarían los servicios públicos, habría más plazas de residencias, más centros de día… Pero España no es Suecia.

 

Seguir llegint:

https://elpais.com/sociedad/2018/12/07/actualidad/1544214168_188008.html

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply